¿Pornovenganza?

Sobre pornografía no consentida

Qué es la pornografía no consentida | Sobre este proyecto| Contacto y Políticas

“Reclining Nude” by John Singer Sargent (American, Florence 1856–1925 London) via The Metropolitan Museum of Art is licensed under CC0 1.0

Explorar. Experimentar. Descubrir. Las tecnologías digitales e Internet han llegado como una herramienta para la expresión de nuestra sexualidad y erotismo.  Nadie te puede arrebatar el derecho de vivir tu sexualidad como mejor te plazca, aún menos ejerciendo violencia patriarcal al registrar, almacenar y publicar material gráfico sexual sin tu consentimiento.

¿Qué significa tomar, almacenar y publicar pornografía no consentida en Internet?

La “pornografía de venganza” se entiende en este proyecto como la divulgación de material gráfico y audiovisual de tono erótico o explícitamente sexual sin consentimiento y sin propósito legítimo (a menudo con la intención de humillar, intimidar o extorsionar a la víctima). En muchos casos, este material es distribuido por alguien que lo recibió (o al que se le permitió tomarlo) bajo el supuesto que permanecería en un contexto privado.

Lamentablemente, los medios de comunicación han popularizado el término “pornografía de venganza” o “pornovenganza” (“revenge porn” en inglés), lo que es problemático principalmente porque la pornografía poco tiene que ver con la violencia a la que se quiere someter a las víctimas de la publicación no consentida de material sexual y erótico.

En respuesta, se ha comenzado a usar el término de “pornografía no consentida”, en el entendido que el acto de revelar una imagen privada y sexualmente explícita a un tercero podría describirse como pornográfico, en tanto transforma una imagen privada en el entretenimiento sexual público. La carga moralista que aún tiene la actividad de la pornografía en nuestras culturas, hace que tampoco este término sea el ideal, no obstante, a falta de una mejor opción con amplio uso, en este informe se opta por este término pues al menos reconoce la importancia del consentimiento.

La pornografía no consentida es reconocida como un tipo de violencia de género de tipo sexual de la que tienes todo el derecho a defenderte, protegerte y resistir.

———- Volver arriba ———-

¿De qué se trata este proyecto?

Este proyecto nace como una respuesta urgente y voluntaria para las mujeres heterosexuales y personas LGBTIQ que día a día sufren violencia en línea. La publicación de pornografía no consentida por medios electrónicos NO es la única forma de violencia de género online. Esta web es la primera parte de un proyecto que busca brindar orientación de la forma más sencilla posible a las víctimas de violencia de género online en Chile.

Si este proyecto te parece útil, o si la información te orientó, por favor: ayúdanos a difundirlo en tus redes.

Como verás en la web, no hay ninguna solución 100% ideal. Por eso, el fin de esta web no es solo que utilices las herramientas  que hoy existen sino también que tengas un sentido crítico de ellas. Debemos ser agentes de presión para lograr un cambio en:

  • Las políticas y herramientas de las plataformas privadas de Internet. Éstas no solo deben comprender la complejidad de la pornografía no consentida y ponerse en los zapatos de las vícitimas, sino también responder de forma seria a sus usuarios y usuarias de América Latina.
  • Las respuestas del Estado. En particular, tanto el poder judicial como la policía deben dejar de revictimizar a las personas que han sufrido este tipo de violencia de género. Asimismo, si pretenden legislar, tanto el Ejecutivo como el Legislativo deben tomarse en serio el problema y no usarlo como una excusa para la censura en Internet.
  • Las respuestas de nuestras comunidades. Cero tolerancia a la violencia de género en línea. La difusión de pornografía no consentida es simplemente inaceptable y nadie debería llegar a juicio para ratificarlo. El repudio social debe ser general.
  • Nuestra relación con la tecnología digital. Debemos ser críticos con la tecnología digital que usamos: conocer cuál es su lógica de funcionamiento, los modelos de negocio detrás y nuestro papel en todo esto. Si no lo hacemos, poco podemos esperar de la industria y del Estado.

También hemos producido un informe para la relatora especial de violencia contra la mujer de las Naciones Unidas, que el año 2018 busca hacer un reporte sobre violencia de género en línea:

———- Volver arriba ———-

Contacto y políticas

Si quieres comunicarte con Paz Peña y Francisco Vera, especialistas en derechos humanos y tecnologías (y las personas detrás de esta iniciativa) escríbenos a info@acoso.online

En relación con el sitio web, la información que nos envíes y tus datos personales:

  • Minimizaremos la recogida y procesamiento de tus datos, siempre procurando no perfilar y menos identificar a los usuarios del mismo.
  • No entregaremos  información (y mucho menos la que nos envíes) a ningún tercero. Nunca.
  • Evitaremos usar servicios de terceros, y no usaremos ninguno para monitorear visitantes.

Ten presente que:

  • Este es un proyecto voluntario y por ahora no podemos brindar asesoría legal.
  • La investigación que dio lugar a los contenidos de esta web fueron hechos durante febrero y junio del 2017. Al ser un proyecto voluntario no podemos asegurar tener siempre actualizados sus contenidos.
  • Las recomendaciones de este sitio son generales y no son un reemplazo de la asesoría profesional proveniente de algún especialista para un caso específico.

———- Volver arriba ———-