La publicación no consentida de imágenes y videos íntimos por medios electrónicos es una forma de violencia de género contra las mujeres heterosexuales y personas LGBTIQ

Y NO es natural, NO es tu culpa y NO te lo mereces.

Recuerda: consentir hacer este tipo de registro no es igual a consentir su almacenamiento ni tampoco su publicación.

Si llegaste a este sitio, puede que tú o alguna persona cercana esté atravesando por un caso de pornografía no consentida. En esta web encontrarás recomendaciones para denunciarla y resistir.