Reporta el caso en las plataformas de internet

Recomendaciones generales

Si bien las plataformas crecientemente ofrecen herramientas para combatir este tipo de violencia de género, no siempre son la solución ideal. Como recomendación general, si una plataforma no tiene una herramienta explícita para denunciar la difusión no consentida de material íntimo, hay tres caminos que puedes explotar:

Denunciar por pornografía o desnudez.
La mayoría de las plataformas, prohíbe este tipo de material. Lamentablemente, esta es una salida conservadora, porque nadie debería estar en contra de este material cuando sea hecho consensuadamente en todas las etapas y esté dentro de los marcos legales.

Denunciar por privacidad.
La mayoría de las plataformas también ofrecen herramientas cuando tus datos personales son revelados sin tu consentimiento.

Denunciar por derecho de autor.
El inmenso lobby del copyright auspiciado por Hollywood, obliga a las plataformas a tener formularios de denuncias por derechos de autor. Nosotras en Acoso.Online no exploramos esta posibilidad, pero sí es cierto que si el video o imagen es de tu autoría, también puedes denunciarlo por ese camino.

Como verás, algunas herramientas pueden llegar a ser un poco confusas, no ofrecen garantías de tiempo para analizar los casos y, a veces, estos últimos pueden ser tan complejos que las soluciones ofrecidas no son suficientes. Con todos estos matices, en esta sección encontrarás información lo más clara y honesta posible sobre las posibilidades de denuncia que ofrecen las plataformas más populares.

Cómo conservar evidencia

El primer impulso es buscar, por todos los medios, borrar cualquier material íntimo que haya sido publicado en cualquier plataforma sin tu consentimiento. Es completamente entendible. No obstante, tanto las plataformas como el sistema judicial te pedirán evidencia de lo ocurrido, por lo que es importante conservar las pruebas. Por eso, antes de tomar cualquier medida, lee estas recomendaciones.

1. Conserva la evidencia antes de borrar el material.
– Toma capturas de pantalla de los sitios web donde aparece el material. Asegúrate de obtener toda la página, incluida la URL. Puedes guardar esas capturas de pantalla en formato PDF.

– Si además el contenido en cuestión es un video, descarga el video y guárdalo en un disco duro.

– Si tiene mensajes de texto o correos electrónicos que pueden ser relevantes, toma capturas de pantalla y guárdalos.

– Trata de que en las capturas de la pantalla se muestre la hora y la fecha y todo otro dato que sirva de identificación. Si, por ejemplo, se trata de un chat grupal, trata no solo tener la captura de pantalla de la foto o video, sino también de los miembros del grupo.

– Piensa en todas las pruebas que, además del material íntimo en la plataforma, puedan ser relevantes para el caso, como, por ejemplo, correos electrónicos o mensajes de texto amenazantes. Guarda una copia.

2. Respalda la evidencia.
– Es importante que guardes la evidencia de forma segura, pues hay que evitar de cualquier forma que caiga en manos de terceros no autorizados.

– Ordena la evidencia en carpetas. Un buen método es ordenar por día en que apareció el material, por ejemplo. Pero inventa un sistema que te haga sentido y que permita encontrar de forma fácil las pruebas.

– Te recomendamos guardar toda la evidencia en una carpeta digital y también tener una copia impresa en una carpeta.

– Aunque guardes toda la evidencia de forma ordenada, es posible que con el paso del tiempo se confundan los hechos. Por tal motivo, organizaciones como “Without My Consent” te recomiendan llevar un cuadro de evidencias y volcar ahí información importante. Puedes obtener acá una copia de la tabla.