Resiste y toma control sobre la tecnología

Resiste y toma control sobre la tecnología

La publicación sin consentimiento de material íntimo de carácter sexual y erótico busca algo en concreto: disciplinar a mujeres heterosexuales y personas LGBTIQ+ que viven libremente su sexualidad a lógicas patriarcales -con lógicas patriarcales nos referimos a que la sexualidad femenina se convierte en exclusiva del goce masculino-. Está lógica no reconocer a las mujeres como sujetas, ni su agencia y mucho menos es capaz de reconocer su consentimiento, por lo tanto, el cuerpo de las mujeres existe solamente para el goce patriarcal (masculino).

Ante esto, creemos que existen dos opciones generales. Replegarse y renunciar a cualquier forma de goce sexual a través de la tecnología; o resistir y volver a tener control sobre nuestra sexualidad, nuestros cuerpos y nuestra tecnología. Si te animas a lo segundo, a continuación, te damos algunas recomendaciones para aminorar los riesgos:

 

– Toma el control de la tecnología

Dejemos atrás la idea que solo los hombres, machistas y heterosexuales pueden manejar la tecnología. Las mujeres siempre hemos sido creadoras y no sólo usuarias, y si no nos crees, picale aquí y conoce esta historia

¡No te asustes! Investiga, conoce, empodérate y adopta herramientas seguras, ¡internet es para eso! Si necesitas sugerencias, puedes empezar por acá o por acá. No necesitas ser una especialista para tener control sobre la tecnología y tus datos en ella.

Recuerda: tu cuerpo, tus reglas; tu tecnología, tus reglas.

 

– R.A.P.: Registrar, Almacenar y Publicar

Muchas veces concentramos el cuidado en la publicación, pero son tres las etapas claves en las que debes procurar tener el control sobre tu información: registrar, almacenar y publicar (R.A.P.). No tengas miedo de hacerte preguntas en cada etapa, recuerda que son procesos de aprendizaje, incluso, puede ser necesario poner escenarios hipotéticos, y recuerda no consentir nada hasta que estés segura de qué pasará con tu información.

Aquí te dejamos algunos ejemplos que puedes pensar:

Registrar.¿Quién registrará el material gráfico? ¿Cómo lo haremos? ¿Vamos a mostrar los rostros? ¿Voy a mostrar alguna característica física que pueda evidenciar que soy yo (tatuajes, lunares, cicatrices)? ¿Quiero que el registro sea en mi casa o dónde?¿Necesito un espacio físico que me haga sentir segura? ¿Lo vamos a editar después?¿Qué dispositivo utilizaremos? El dispositivo con que el que grabaremos: ¿guarda una copia automática en la nube? ¿Cuántas copias habrá del registro?

Almacenar. ¿Quién lo va a almacenar? ¿Los dos? ¿Solo yo?¿Dónde vamos a almacenar el registro? ¿En tu computador? ¿En “la nube”? ¿Quién tendrá acceso a ese registro? ¿Qué medidas de seguridad vamos a implementar para que un tercero no tenga acceso a nuestra información?¿Por cuánto tiempo? Esta parte es importante porque, en algunas ocasiones, terminamos con relaciones (amorosas o sexo-afectivas) y estamos en nuestro derecho de pedir que borren el material después de esto.

Publicar. ¿Quién queremos que vea este registro? ¿Lo queremos publicar? ¿En qué plataforma lo vamos a publicar? ¿Estamos seguros de que si después queremos borrar el material desaparecerá completamente? ¿Cuán en serio la plataforma se toma la seguridad y privacidad de sus usuarios? ¿Cuál será el título, descripción y etiquetas del material que subiremos?

 

– Consentimiento

Consentir implica saber claramente lo que quieres hacer, cómo lo vas a hacer y en dónde. Nunca permitas que alguien registre, almacene o publique material gráfico sexual tuyo sin que tengas claridad absoluta del proceso. Siempre es necesario que des tu consentimiento en cada una de las etapas: registrar, almacenar y publicar. Un “sí” general no sirve y, tampoco es absoluto, menos si fue obtenido con manipulación psicológica o por producto de amenazas. Que consientas el registro no implica que consientas ninguna otra etapa. Por eso es importante que conozcas y estés consciente de las decisiones que tomas en cada una de las etapas R.A.P.

Más recursos externos

Revisa Safer Nudes! de Coding Rights para conocer más recomendaciones de seguridad y volver a tener control sobre tu sexualidad en Internet. Hay información en castellano, portugués e inglés.

Muy recomendable es que revises las recomendaciones de Guía de Seguridad Digital para Feministas Autogestivas.

Si quieres buscar material sobre seguridad digital desde una perspectiva feminista, visita Ciberseguras y Libres en linea.

Si quieres ir más allá, dale una mirada a Cibermujeres, que ofrece una currícula de seguridad digital con enfoque holístico y perspectiva de género que tiene el fin de brindar experiencias de aprendizaje para defensoras de derechos humanos que trabajan en entornos de alto riesgo.

Si quieres autoprotección digital contra la vigilancia: consejos, herramientas y guías para tener comunicaciones más seguras: guías de herramientas, derechos digitales o herramientas contra la represión.

No necesitas ser una especialista para tener control sobre la tecnología y tus datos en ella.  Existen muchos recursos para aprender por internet.