Cinco

Resiste y no renuncies a tu libertad sexual

2 mins, XL charcoal, 12/07/2015. CC BY (Jon Nagl) – NC – ND

La publicación sin consentimiento de material íntimo de carácter sexual y erótico busca algo muy concreto: disciplinar a mujeres heterosexuales y personas LGBTIQ que viven libremente su sexualidad a las lógicas patriarcales. No se reconoce agencia ni sujetos: sus cuerpos están solo para el goce patriarcal.

Hay dos opciones generales. Replegarse y renunciar a cualquier forma de goce sexual a través de la tecnología; o resistir y no renunciar a nuestra libertad sexual.

Si optas por la segunda, acá te damos una serie de recomendaciones y recursos para hacer sexting de manera más segura y en tus propios términos:

  • Consentimiento

Nunca permitas que alguien registre, almacene o publique material gráfico sexual tuyo sin tu consentimiento. Como dicen en Coding Rights: tus fotos, tus reglas.

  • No le tengas miedo a la tecnología

Darle control a otro sobre la tecnología que van a usar para compartir material sexual y erótico es arriesgado. Dejemos atrás la idea que solo los hombres heterosexuales pueden manejar la tecnología. Rompe el mito y no te asustes por la tecnología: investiga, conoce, empodérate y adopta herramientas seguras. No se necesita ser un especialista para tener control sobre la tecnología y tus datos en ella.

  • Anonimízate en las fotos o videos

Si no quieres que te identifiquen, evita mostrar rasgos o lugares distintivos. Tu cara, los tatuajes, la decoración de tu cuarto y otros aspectos pueden delatar tu identidad. Las fotos y videos que te tomas también pueden contener  metadatos que no son visibles a simple vista, como fecha, coordenadas GPS y otros.

Una aplicación que te puede ayudar a ocultar rasgos físicos y metadatos en tus fotos es ObscuraCam.

  • Usa aplicaciones con mejor seguridad

Para la organización brasileña Coding Rights, una aplicación confiable debería ofrecer cifrado de principio a fin, bloqueo para capturar pantalla, mensajes que se autodestruyen y que se borran de los dispositivos y los servidores, no debe requerir tu correo electrónico o cualquier dato personal, entre otras características.

En este contexto, no hay una aplicación 100% segura y es importante que te informes y evalúes los riesgos de cada una. En otras palabras: sé crítica y no uses cualquier aplicación, aunque sea gratuita.

Así, por ejemplo, en Coding Rights recomiendan que “nunca uses mensajes de texto (SMS), iMessage, WhatsApp, Telegram, Facebook (¡por Dios, no!), Tinder, Happn o cualquier otras aplicaciones de mensajería que muestra tu teléfono o que te permite descargar las imágenes que son compartidas con otros”.

Debido a que usan cifrado de punto a punto, hacen que las imágenes desaparezcan después de ser vistas, te avisa cuando alguien intenta hacer un print de pantalla y, algo muy clave, no requieren tu número telefónico para usar el servicio, en Coding Rights aconsejan que uses aplicaciones como Confide.

  • Almacena seguro

Cualquiera puede tener acceso a tu material gráfico sexual e íntimo si no lo almacenas de manera segura. La mejor forma de hacerlo es cifrar los archivos y usar contraseñas fuertes. Existen programas que te permiten crear carpetas cifradas en tu computador (que nadie podrá ver sin saber la contraseña).

  • Contraseñas fuertes

Error 101: contraseñas fáciles de adivinar o de hackear. Evita contraseñas obvias como la fecha de tu cumpleaños o 12345; es mejor utilizar frases largas, en otros idiomas, combinando mayúsculas y minúsculas, signos y números. Además hay servicios de Internet que te permiten habilitar la “verificación de dos pasos” que protege tus contraseñas.

Si quieres ir al siguiente nivel, usa herramientas portátlies que te permiten tener una base de datos de contraseñas seguras, como KeePass.

¡Ah! Y no compartas CON NADIE esa contraseña ni tampoco uses claves que ya ocupes en otros servicios en Internet. Si por alguna razón terminas compartiendo una contraseña con cualquier persona, cámbiala apenas puedas.

Todo sobre contraseñas seguras, fácil y en castellano, lo puedes encontrar en Security In A Box.

  • No dejes rastro en los dispositivos

Si quieres borrar fotos o videos, asegúrate de eliminar todos los rastros. En principio, recuerda borrar los archivos y después vaciar la papelera del computador.

Además, si usaste un navegador web, te recomendamos usar el “modo incógnito” (o “navegación privada”) y siempre revisar y borrar el historial de navegación y las “cookies” del navegador. Si bajaste material, no olvides borrar los archivos que normalmente quedan almacenados en la carpeta de Descargas del dispositivo.

Recuerda que en general los sistemas crean automáticamente respaldos de tu material en varias carpetas.  Las amigas de Coding Rights recomiendan usar “CC Cleaner“, que es una aplicación que ayuda a borrar los rastros de los archivos, y que está disponible para Android, Windows y Mac OS.

  • Protégete en la “nube”

Recuerda también que el álbum fotográfico del teléfono/computador puede (y suele) sincronizarse con la “nube” (el servidor de una compañía) por lo que debes tener cuidado con el material que queda ahí, y revisar que no se hayan subido imágenes a servicios como iCloud fotos (en el iPhone), Google fotos (en Android), Dropbox o OneDrive (en todo tipo de dispositivos), entre otros.

En lo posible, intenta mantener tus imágenes fuera del alcance de la “nube”. No es buena idea mantenerlas en el correo electrónico, ni una carpeta compartida en un servicio de almacenamiento, ni en métodos parecidos. Es particularmente riesgosa la práctica de compartir cuentas y contraseñas online con otras personas, y no lo recomendamos.

También ten cuidado cuando descargas imágenes a tu dispositivo, pues suelen agregarse al álbum de fotos del mismo y, con ello, pueden subirse automáticamente a algunos de los servicios que mencionamos. Por lo mismo, también es una mala idea compartir cuentas de Apple, Google o Microsoft, que facilitan el intercambio de información entre dispositivos que usan iOS, Android o Windows.

  • Más recursos

Revisa Safer Nudes! de Coding Rights para conocer más recomendaciones de seguridad y volver a tener control sobre tu sexualidad en Internet. Hay información en castellano, portugués e inglés <3

Si quieres tomarte aún más en serio la seguridad digital de tus datos, Security in a Box en castellano (de Tactical Tech Collective y Front Line Defenders) tiene información muy completa.